Gimnasia y Tiro volvió a padecer con su síndrome de visitante, un mal que a estas alturas de campeonato parece incurable. Porque ni los tres goles sufridos frente a Unión Aconquija cuando la generación en el arco contrario era abundante fueron “casualidad”, ni la goleada en contra en el clásico con Juventud fue “una circunstancia de juego”, ni mucho menos la tétrica actuación de ayer en Catamarca, en la derrota del millonario 2 a 0 ante San Lorenzo de Alem, el último de la tabla, se trató de una simple “mala tarde”.
La realidad es ineludible: Gimnasia se nubla cuando cruza el Portezuelo y se le queman todos los libros. Y los errores no son estratégicos, sino de los jugadores que lo implementan, que se repiten en cada salida de visitante en un concierto de errores en las dos áreas. Gimnasia padeció ante uno de los peores equipos del torneo por sus groseros yerros de principiante, pero también porque le faltó alma para remontar el 2-0 en contra antes de los 20 minutos de juego y por la repetitiva impericia en el área contraria.
A los 8 minutos de juego, Cristian Girard aprovechó de cabeza un centro preciso y un “blooper” de los centrales Facundo Vega y Fernando Labaké, quienes saltaron en simultáneo a rechazar y chocaron entre ellos. Diez minutos más tarde, San Lorenzo volvió a filtrarse con facilidad y Cazula derribó a Prieto en el área: penal y gol de Prieto, que fusiló a un impávido Sand. El segundo gol le bajó prematuramente la cortina al juego, pese a las innumerables chances de Gimnasia en su intento de descontar y las réplicas del local que encontraban siempre a Gimnasia servido para el cachetazo.

Complicado y con la soga al cuello

Lo de Gimnasia y Tiro y sus contrastes, que arrancó como una llamativa circunstancia en el campeonato, ya es preocupante por donde se lo mire. Porque de seguir con esta tendencia irregular e insolvente, en dos semanas más podría comenzar a decretar prematuramente su fracaso.
Porque ya resignó doce unidades en calidad de visitante, porque el equipo no despega y no encontró en ocho fechas el equilibrio que tanto pide el DT José María Bianco, porque queda un poco menos de media fase regular por disputarse y porque los de arriba no fallan. El albo, con otra dura derrota afuera de la provincia, ante el limitado San Lorenzo, salió de la zona de clasificación (hasta la fecha pasada ingresaba al lote como uno de los dos mejores terceros) y dilapidó una chance inmejorable de superar la línea de Juventud, que no sumó, antes de su fecha libre. Gimnasia, que ostenta el tercer lugar en la zona D con 9 unidades, cuatro puntos por debajo de Unión Aconquija y a dos del santo, no jugará el próximo fin de semana, por lo que las hipotéticas victorias de estancieros y antonianos, ante San Lorenzo y Zapla, respectivamente, lo relegarán de la lucha.
Luego del parate, los del Chaucha Bianco tendrán dos compromisos clave en tan solo 96 horas en los que definirán si estarán en condiciones de pelear la clasificación o no, ambos en el Gigante, donde aún no conoce otra cosa que la victoria: el sábado 9 de abril recibirá a Aconquija y el miércoles 13 a Juventud, en el tercer clásico entre ambos.
“Si queremos clasificar no podemos perder más puntos. Y si pensamos en terminar el torneo de una forma decorosa, tampoco podemos perder”, resumió Bianco las urgencias de Gimnasia tras la derrota.

  • La síntesis:

San Lorenzo 2: Carlos Franco; Leonel Carrión, Gonzalo Lizárraga, Fernando Maldonado, Jonathan Rivera; Luis Juárez, Diego Migueles, César More; Juan Cartello; Hugo Prietto y Cristian Girard. DT: Hugo Corbalan.

Gimnasia y Tiro 0: Dario Sand; Álvaro Cazula, Fernando Labaké, Facundo Vega e Iván Sequeira; Fausto Apaza, Daniel Carrasco, Daniel Ramasco y Pablo Motta; Ezequiel Carballo y Juan Martín Amieva. DT: José María Bianco.

Goles: PT: 8' Cristian Girard (SL), 19' Hugo Prieto -de penal- (SL).

Cambios: ST: 12’ Lautaro Ceratto por Carballo y Nicolás Aguirre por Apaza (GyT), 17’ Maxi Mendoza por Juárez (SL), 24’ Germán Mayenfisch por Carrasco (GyT), Alejandro Cano por Carrión (SL), 37’ Hernán Salcedo por Cartello (SL).

Jornada: Octava fecha - Zona D
Estadio: Bicentenario de Catamarca
Árbitro: Mario Ejarque

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia