Pese a "regalar" puntos en instancias decisivas, Juventud Antoniana aún tiene vida en su lucha por ingresar al lote de los primeros cuatro lugares y meterse de lleno en los cuartos de final de los play offs con ventaja deportiva. Claro que para que eso suceda, no solo deberá ganarle a Cipolletti en su cancha de césped sintético (el encuentro quedó confirmado para el próximo martes, a las 16, en el sur del país, con el arbitraje del bahiense Sergio Testa), sino que también debe aguardar por una derrota de Mitre de Santiago del Estero (recibe a Juventud Unida de San Luis ese mismo día en idéntico horario).
Luego de la acalorada charla entre el presidente José Muratore con el plantel en la jornada del martes y del respaldo abierto del mismo titular del club de Lerma y San Luis al DT Alberto Pascutti, el santo su puso en la cabeza en choque con los patagónicos y el estratega antoniano les dará todo el respaldo a sus dirigidos, por lo que tiene pensado realizar una sola modificación en relación a los que vienen de igualar con Chaco For Ever en el Martearena dejando una muy pálida imagen.
A raíz de la baja de Raúl Gorostegui, el Beto maneja dos alternativas para rearmar la última línea: oscila entre el ingreso de Jorge Serrano o la apuesta por el juvenil Facundo Girón para ubicarse en el puesto de segundo marcador central, por lo que será Edgardo Galíndez el que se correrá al costado izquierdo de la defensa. El técnico trabajó con ambas enmiendas en el ensayo táctico de ayer. El santo está obligado a estar a la altura de los respaldos y hacer un quiebre urgente, porque ya se le agotó el tiempo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia