Golpeado en su ilusión y con mucha bronca se retiró el DT Alberto Pascutti luego de la derrota de Juventud frente a Mitre, que terminó de sepultar las chances para el primer ascenso. Más allá del bajo nivel futbolístico que mostró Juventud frente a los santiagueños, el técnico del santo resaltó que las ausencias que tuvo el equipo para este encuentro les terminó pasando factura para buscar un buen resultado que le permita seguir con vida.
"En cualquier equipo que le faltan siete jugadores (suspendidos y lesionados), a la larga se siente, no es fácil y justo en un momento de definiciones nos pasa todo esto. No me voy a poner a llorar a esta altura de mi vida, hay que tratar de ir a ganar, clasificar y jugar por el segundo ascenso", sostuvo el Beto Pascutti.
Si bien el hincha antoniano esperaba mucho más de este equipo en el tetradecagonal, la autocrítica del entrenador bonaerense fue la siguiente: "Creo que hice las cosas muy bien hasta el momento, estoy absolutamente convencido de que el plantel hizo las cosas de la mejor manera, después los partidos se pueden ganar o se pueden perder".
Dejando de lado la autocrítica, Pascutti dejó en claro que el primer ascenso ya es una utopía y ahora Juventud se tendrá que enfocar en tratar de estar entre los mejores del reducido para evitar el camino más largo.
"Nosotros teníamos una ilusión y hoy (por ayer) se nos rompió, el ascenso directo ya no corre más, tenemos otro camino que seguir de ahora en más, no hay que bajar los brazos porque esto sigue", dijo.
Sin lugar a dudas, el hincha esperaba otra imagen del equipo en este tetradecagonal. Juventud llegó con "chapa" de candidato por la gran campaña en la etapa clasificatoria, pero, a la hora de hablar del primer ascenso, hoy la tabla le da un sacudón a la ilusión del hincha.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia