Patronato de Entre Ríos consiguió esta noche el ascenso por primera vez en su historia a la Primera División, al superar en una emotiva definición por penales 6-5 a Ramón Santamarina de Tandil, en la final del Reducido. Tras ganar 2-0 en tiempo regular y revertir el 1-3 que había sufrido en el encuentro de ida, el conjunto dirigido por Iván Delfino acompañará a Atlético de Tucumán a la máxima categoría del fútbol argentino. El arquero Sebatián Bertoli le contuvo el duodécimo penal a Federico Gáspari y desató el festejo de la gente que llenó el estadio "Presbítero Bartolomé Grella" de Paraná.

Embed

Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia