Cuando no se puede ganar, importa no perder. Esto fue justamente lo que hizo el cuervo de visitante ante Bella Vista, donde el equipo de Pedro Rioja tuvo que sacar a relucir su temperamento para empatar y mantener el invicto.
Central Norte superó una verdadera prueba de fuego, no fue fácil sobreponerse al estar en desventaja y sin jugar bien. "En el primer tiempo el equipo no encontraba el ritmo y la forma de jugarle a Bella Vista. En el segundo nos recompusimos, jugamos mejor y así llegamos al empate. La verdad que dimos una muestra de carácter, por primera vez en el torneo estábamos en desventaja y logramos un buen empate", fue el primer análisis de Pedro Rioja sobre el positivo punto que sumaron en Tucumán.
El rendimiento estuvo por debajo a lo que venía mostrando el cuervo y uno de los principales motivos para su técnico fue que "se cortó mucho el juego, el árbitro cobró casi todo a favor de ellos. Mis jugadores reclamaron mucho y eso no nos llevó a nada. Nos sacaron del partido. Cuando nos dedicamos a jugar en el segundo tiempo se vio el Central que normalmente estamos acostumbrados", destacó.
Rioja también reconoció que la zona defensiva sigue dando ciertas ventajas: "Tenemos muchos jóvenes y les cuesta, más ayer en Tucumán con todo en contra, pero esto les sirve para crecer y tomar experiencia. Lo bueno que nos recompusimos", expresó el DT de Central Norte, quien luego se refirió a la expulsión de Visintini: "Sobre que tenemos poca gente, fue poco inteligente lo que hizo", advirtió Rioja.
Central se vio superado por la hostilidad que provocaron los tucumanos. "Fue muy difícil, la gente es dura, en el entretiempo no podíamos entrar al vestuario, había mucha gente en el ingreso y casi provocan incidentes. Nos trataron muy mal", contó el técnico azabache, quien junto a la delegación de Central Norte tuvieron que esperar más de media hora para desalojar el estadio de Bella Vista y emprender el retorno a La Linda.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia