El cuervo cumplió su primer propósito, no perdió y espera ansioso la revancha con San Martín de Formosa.
Lograr el primer cometido dejó muy satisfecho a Pedro Rioja, porque no cualquier equipo puede irse a casa con el marcador en cero ante un rival que es muy fuerte de local y saca provecho de su reducto.
"Sabíamos a lo que veníamos, ellos proponen un partido de mucha fricción y entrega, juegan la pelota como si fuera la última, la cancha es chica y permite más fricción. Fue un rival muy complicado pero estoy orgulloso de mis jugadores porque dejaron todo", fue el primer análisis de Pedro Rioja.
El cuervo padeció por momentos la presión del franjeado, pero también demostró su poder ofensivo, aunque en esta oportunidad no estuvieron finos en la puntada final y en generar juego. "Tuvimos muy pocos errores defensivamente, ellos nos crearon muy pocas situaciones de peligro en comparación con las nuestras, fueron dos opciones, un cabezazo y después una pelota que definió desviado Velázquez. Nosotros pudimos marcar con dos cabezazos de Monje y otra acción que pegó en el palo (Puntano). Pero ya está, ahora se va a definir todo en Salta", dijo el técnico azabache.
Central Norte no la pasó bien en la segunda mitad del partido, el equipo bajó el ritmo y le permitió a San Martín crecer, algo que Rioja tomó en cuenta: "Es muy difícil mantener un ritmo, sabía que podía pasar, por ahí no hilvanamos dos o tres jugadas en ataque como para crear peligro. Esa era la idea, cuando rompiéramos la presión de mitad de cancha en zona ofensiva tratar de tocar, llegar al fondo y crear situaciones de gol. No logramos el propósito, tuvimos pocas chances pero concretas", evaluó el DT.
La pierna fuerte, sobre todo en el medio campo, anuló el buen juego de Sergio Oga. "Él es un jugador más para jugar al fútbol y se raspó mucho, pero hay que destacar su entrega, corre todas las pelotas, la pide y busca siempre, eso es importante. No es el juego que está acostumbrado a hacer pero lo hace, y bien", ponderó Rioja del jugador cordobés.
Después de los primero noventa minutos de juego comenzó otra historia para el técnico de Central, porque jugar en el Martearena le permitirá al cuervo marcar la diferencia: "Es un campo más amplio, no es tan limitada la cancha, tenemos que imponer nuestro juego de local", afirmó el DT, quien por último habló de la polémica acción que transcurrió casi sobre el final del partido cuando luego de un tiro de equina los jugadores de San Martín reclamaron que la pelota ingresó, algo que Rioja desmintió: "Donde estábamos no se pudo ver, solamente escuché que ellos pedían gol, hablé con Medrán y me dijo que la pelota no entró. Es complicada la gente de acá, pide que se le cobre todo a favor, cada falta reclamaba para expulsión. Debió ser difícil para el árbitro".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia