Cambia, todo cambia en Central Norte. Pedro Rioja está decidido a ponerle definitivamente su sello al equipo cuervo y modificará el sistema táctico como así también varios nombres para visitar a Progreso de Rosario de la Frontera el domingo a las 17.
El DT fue paciente, no cambió desde que asumió pero luego de la derrota con Camioneros (1-0) Rioja dijo basta.
El pobre rendimiento que mostró su equipo la fecha pasada ante la fusión obligó al conductor azabache a tomar decisiones. "Cambiamos, pasamos a jugar como a mi me gusta, más cuando se juega de visitante porque es otra cosa", dijo Pedro Rioja, en dialogo con El Tribuno, adelantando que sumará a un hombre más en defensa. Esto significa cambiará la estrategia, de un 3-4-1-2 pasará a utilizar el tradicional 4-4-2, el sistema táctico con el que alternó en el ascenso del 2010.
Solo le tomó dos partidos a Rioja -los que dirigió hasta aquí- para percatarse de que así la cosa no funciona.
"Se vienen algunos cambios, vamos a retocar el equipo. La actitud de algunos jugadores fue bastante floja, eso no me gustó y se los dije, no invento nada en decir esto, todos los vieron el viernes. Este no es el Central que pretendo, ni la sombra. Ahora sí iremos metiendo mano en el equipo", expresó el técnico cuervo, duro, pero coherente en su análisis.
En el "nuevo" Central Norte que tiene planificado Rioja, Tomás Armella y Eduardo Buruchaga formarían parte, ambos se acoplarán a la defensa. El candidato a dejar la titularidad es Nicolás Aguirre.
Unos metros más adelante, Cristian Zurita le habría ganado la pulseada a Enzo Grasso y sería el compañero de Matías Fernández en el circulo central. En el ataque Vicente Monje desplazó a Maxi Martínez y Fabricio Reyes tendrá una oportunidad más.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia