Central Norte se aproxima muy bien encaminado a su primer objetivo. Cada vez falta menos para lograr la clasificación y Pedro Rioja es consciente de esto, como también que sus jugadores no pueden relajarse. El técnico cuervo trabaja con la mira puesta en Amalia, rival al que enfrentarán el sábado, en Tucumán, desde las 16.
"Ganando dos partidos más creo que me alcanza para clasificar. Pero también hay que saber manejarlo, estar clasificados y no jugar por nada prácticamente te puede costar caro. No es muy bueno clasificar con mucho tiempo de anticipación, hay que mantener ese fuego sagrado, fijar en cada partido un nuevo objetivo y motivar al plantel", analizó el DT azabache en diálogo con El Tribuno.
El buen presente de Central Norte le da cierta tranquilidad a Rioja para continuar trabajando. "Es lindo, muchas veces uno sueña con tener un equipo ordenado, eso no te asegura el triunfo pero tengo mucha seguridad en mis jugadores. No tenemos que perder el amateurismo, hay que seguir luchando, no nos tiene que nublar nada", explicó el técnico cuervo.
Por otra parte, con respecto al viaje al Jardín de la República, Pedro Rioja confirmó: "No hay disponibilidad de hotel, viajaremos ese mismo día. Me preocupa pero esta vez puedo ceder porque la situación escapa al club", consideró.
Si bien los dirigentes no tendrán que afrontar los gastos habituales que demanda viajar a Tucumán, el plantel tendrá una recompensa: "Nos darán una atención especial, almorzamos y descansamos dos horas en un hotel, pero a la vuelta tendremos una cena cinco estrellas, eso pedí", concluyó.

Redujeron la capacidad
Al finalizar la reunión entre autoridades del Comité de Seguridad y Héctor De Francesco, presidente de Central Norte, acompañado por Daniel Cáseres, titular de la Liga, se anunció que la capacidad máxima del estadio cuervo será para 3.000 personas. En el encuentro se analizó lo que sucedió el domingo, pero sin llegar a la clausura.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia