La ex estrella mundial Pelé describió la crisis de corrupción que azota a la FIFA como "una vergüenza", pero no quiso mostrar su apoyo a ninguno de los posibles candidatos a la presidencia de la organización mundial.
La leyenda brasileña dijo que el fútbol sigue siendo "un juego precioso" y que no podría ser destruido por aquellos que lo gobiernan. "Es una vergüenza lo que está ocurriendo ahora (con la FIFA) pero eso no es fútbol, se trata de alguna gente que trabaja con el fútbol", contó a los periodistas en la ciudad de Gurgaon, cerca de Nueva Dehli.
Pelé, que está en India para promover el fútbol base y asistirá el viernes a la final del campeonato inter-escolar Subroto Cup, también habló de su compatriota Zico, entrenador del FC Goa de la Indian Super League y posible candidato a la presidencia FIFA. "Le he dicho (a Zico) que es muy fuerte, que tiene valentía, porque yo no querría ser presidente FIFA", dijo.
El ex jugador de 74 años declinó apoyar a nadie en la carrera por el liderazgo de la instancia mundial, y se limitó a señalar que le gustaría que fuese "alguien agradable, que respete a los demás". En las últimas semanas nuevos sucesos, como la suspensión provisional de 90 días por parte de la Comisión de Ética del presidente dimisionario de la FIFA, Joseph Blatter, o del presidente de la UEFA y favorito a suceder al suizo, Michel Platini, sacudieron de nuevo a la instancia mundial del fútbol.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia