Guido Pella, una cara nueva en el grupo de tenistas de Argentina para la serie con Polonia por la ronda inicial del Grupo Mundial 2016, a jugarse en Gdansk, afirmó ayer que ser parte de la Copa Davis le genera mucho compromiso con el equipo "porque detrás hay 40 millones de argentinos alentando a la distancia".
"Estoy viviendo algo totalmente distinto en mi carrera, tener la chance de jugar la Davis me genera mucho compromiso con el equipo y porque hay 40 millones de argentinos alentando a la distancia", destacó a la prensa Pella, nacido en Bahía Blanca hace 25 años y uno de los dos debutantes en la formación albiceleste.
Pella, ubicado en el puesto 42 del ranking mundial de la ATP, es el posible segundo singlista ante los polacos, con leve ventaja sobre otro debutante, el rosarino Renzo Olivo (167), mientras que el líder de la formación será el correntino Leonardo Mayer (41), y Carlos Berlocq (141) únicamente jugará el dobles.
El zurdo bahiense, finalista hace 10 días en el ATP 500 de Río de Janeiro (perdió la definición con el uruguayo Pablo Cuevas), ofreció una entrevista en uno de los pasillos del imponente estadio Ergo Arena de la gélida Gdansk, donde el 4, 5 y 6 de marzo Argentina iniciará un nuevo sueño por la ensaladera de plata.
"Debutar en Copa Davis es algo que esperé durante bastante tiempo, significa mucho y es una sensación nueva, totalmente diferente a lo que se vive en el circuito, no estoy acostumbrado a tener tanta gente pendiente de uno para que le vaya bien, lo disfruto", añadió el tenista, muy futbolero y fanático de Olimpo de Bahía Blanca.
Pella, alojado en Sopot junto a sus compañeros, admitió que la convivencia en equipo le genera un contagio distinto, y destacó la importancia de líderes como el Yacaré Mayer y el experimentado Berlocq, de 33 años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia