El Abierto de los Estados Unidos, último Grand Slam de la temporada de tenis, comenzará este lunes con cuatro jugadores argentinos, todos de poca suerte en el sorteo del cuadro individual, lo que supone una estadía corta sobre las canchas duras del complejo de Flushing Meadows.
El primero en debutar será el bahiense Guido Pella, proveniente de la clasificación previa, nada menos que ante el último campeón y noveno favorito, el croata Marin Cilic (9), en el segundo turno del estadio Louis Armstrong, cerca de las 15 de nuestro país.
Pella, de 25 años, número 91 del ranking mundial ATP, consumará su tercera participación en el torneo neoyorquino, que las dos veces anteriores, en 2012 y 2013, lo despidió en primera ronda.
Un encuentro más accesible tendrá Diego Schwartzman (75), segundo y último argentino que se presentará en la jornada inaugural. 'Peque' jugará ante el sueco Elias Ymer (143), de 19 años, en el último turno de la cancha 14, no antes de las 18.
De ganar, llegará a la segunda ronda que no alcanzó el año pasado en su primera participación, pero en esa instancia chocará casi con seguridad con el español Rafael Nadal (8), campeón en 2010 y 2013, que mañana se entrenará con el croata Bernard Coric en el último juego del court central Arthur Ashe.
Para el martes quedará la presentación de los otros dos argentinos presentes en Nueva York. El correntino Leonardo Mayer (33), la mejor raqueta argentina de la actualidad, tendrá la dura misión de enfrentarse con el suizo Roger Federer, segundo favorito y quíntuple campeón consecutivo entre 2004 y 2008.
Por último, el azuleño Federico Delbonis (63), acaso el argentino con mejores posibilidades de avanzar en el cuadro, debutará frente al croata Ivo Karlovic (21), que ya lo venció en el ATP de Viena la pasada temporada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia