Hace tiempo que Peñarol sueña con la casa propia, y si bien tiene su sede en la calle Juramento y Anzoátegui, nunca pudo contar con un espacio físico para desarrollar sus actividades.
Pero la espera llegó a su fin, el club ya cuenta con un terreno para empezar a cumplir su mayor anhelo: su cancha propia. Gracias al apoyo de la Liga Salteña consiguió un terreno a comodato en la zona norte de la ciudad, más precisamente detrás del predio de Asembapras.
La primera obra trata en emparejar el terreno y las máquinas ya cumplieron con gran parte de ese trabajo. El objetivo es contar con una cancha para entrenar, ya que el primer equipo lo hace en una cancha al frente del barrio Universitario.
Todo este tiempo los chicos de las inferiores entrenaron en una plaza cerca de Villa Belgrano, y para el vicepresidente del club mirasol, Juan Barragán, este paso les permite seguir creciendo como institución. "Si bien en lo deportivo no tuvimos un gran torneo, este año priorizamos la vida del club y nos abocamos a tratar de tener nuestra cancha. La zona es favorable y seguramente muchos chicos de los barrios aledaños van a sumarse".
Por su parte, Alfredo Aguilar, secretario de Peñarol, remarcó que esta nueva infraestructura es para el bien de los chicos. "Que los chicos tengan un sentido de pertenencia es importante, que sepan que la cancha será su segunda casa".
Los dirigentes ya pusieron manos a la obra con el sueño del estadio propio, que seguramente le dará otro motivo para seguir sumándose a la gran barriada de Villa Belgrano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia