El Comité Ejecutivo de la Liga Salteña decidió anoche seguir adelante con el formato torneo de las divisiones inferiores, pese a las escandalosas y denigrantes goleadas que sufrieron algunos equipos en las primeras fechas. Equipos que no están en igualdad de condiciones para competir ante la falta de recursos.
El presidente Daniel Cáseres informó que finalmente no habrá cambios y que mañana, el Consejo Auxiliar seguirá analizando la problemática de cada club para destinar una ayuda inmediata con elementos de trabajo. También ratificó la firma de convenios con el colegio de profesores de Educación Física y otros profesorados. Dichos documentos ya están en proceso.
Los clubes más afectados por la desigualdad en la actualidad son Atlético Salta, San Franciso y Deportivo Atlas, según reconoció el propio Cáseres.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia