El mediocampista de River Plate Leonardo Pisculichi volvió a entrenarse de manera diferenciada, lo que redujo sus posibilidades de jugar ante Huracán el jueves próximo en Parque Patricios por la revancha de la semifinal de la Copa Sudamericana.
El ex jugador de Argentinos padece una molestia muscular en el periosto de la pierna izquierda desde el viernes pasado y sus chances de jugar en el Tomás Adolfo Ducó son mínimas, ya que esta mañana repitió tareas kinesiológicas y se hizo estudios médicos para conocer el diagnóstico con exactitud.
Además, tampoco se entrenaron con normalidad el lateral izquierdo Leonel Vangioni, con una tendinitis aquileana que no le impedirá jugar el jueves, y el volante uruguayo Tabaré Viudez, que padece un traumatismo en el hombro izquierdo.
De este modo, el equipo para jugar ante Huracán con la desventaja del 1-0 en el partido de ida en el Monumental, aun no se definió y el entrenador, Marcelo Gallardo, va a esperar hasta el miércoles a la tarde para definir los once.
Igualmente en los trabajos tácticos de este lunes, el técnico 'millonario' ensayó con Leonardo Ponzio junto a Matías Kranevitter en el mediocampo y resta saber quién será el segundo marcador central y el volante por la izquierda.
Un probable equipo es el siguiente: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Eder Álvarez Balanta o Emmanuel Mammana y Vangioni; Carlos Sánchez, Kranevitter, Ponzio y Gonzalo Martínez o Sebastián Driussi; Lucas Alario y Rodrigo Mora.
El plantel regresará a los entrenamientos mañana a la mañana en el estadio de River a puertas cerradas, luego Gallardo dará una conferencia de prensa y el miércoles a la tarde en el Monumental quedarán concentrados tras el entrenamiento.
Finalmente y tras la definición de la semifinal de la Copa Sudamericana, el cuerpo técnico de River y la dirigencia van a decir cómo será la planificación del viaje a Japón para disputar el Mundial de Clubes desde el 16 de diciembre próximo.
En caso de seguir en carrera en la Sudamericana, el plan de viaje será volar directo a Osaka en Japón con unas horas de descanso en Hamburgo (Alemania) en un chárter oficial que ofrecerá la Conmebol ya que la segunda final se juega el 9 de diciembre en Asunción o en Bogotá.
Pero si no avanza en la Copa, la idea es que los primeros días de diciembre el equipo viaje a Hamburgo (Alemania) para trabajar unos días allí y empezar la adaptación con el horario, que culminará con una semana de entrenamientos en Osaka desde el 9 al 15.
En el segundo de los planes, se buscará posibles rivales tanto en Alemania como en Japón para realizar al menos dos amistosos preparatorios que pueden suplir la competencia que tendrá si logra llegar a la final de la Sudamericana ante Sportivo Luqueño o Independiente Santa Fe de Colombia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia