Es el "sheriff" de la cancha. Con una imponente personalidad, Néstor Pitana es el primer árbitro de fútbol de la historia de Misiones en dirigir a equipos de la B Nacional y de Primera División. Pero fue más allá tras convertirse en árbitro internacional y dirigir también en el Mundial de Brasil 2014. No tiene techo para crecer y Rusia 2018 es su nuevo objetivo. Humildad, valores y profesionalismo, un cocktel que siempre lo alimentó durante su gran carrera.

¿Cómo ves el nivel del arbitraje salteño?
Muy bueno. Con varios de ellos hemos hecho cursos. Lo importante es siempre tener esa fuerza de aprender y hacer las cosas bien. Somos personas y es fundamental aprender que los valores hay que llevarlos dentro y fuera de la cacha.

¿Es difícil para los árbitros del interior llegar a la elite?
Todo depende del trabajo, la solidaridad, el compañerismo. Si uno cumple paso a paso los objetivos de corto, mediano o largo plazo, no hay problema que sea de provincia. Es una carrera individualista, en donde tus esfuerzos van a lograr que tengas una performance e ir escalando. Pero también depende de tus compañeros. Hoy vemos en Primera División a chicos del interior y somos más.

Contanos de tu paso por Salta.
Vine por una invitación de la Liga Salteña y mis colegas salteños de Sadra para una charla informal en donde intercambiamos experiencias y analizamos lo que el arbitraje moderno le pide a los árbitros. Debatimos durante dos horas y explicamos qué es lo que solicita al arbitraje en base a lo que pide FIFA y la Conmebol.
Embed

¿Cuáles son los equipos difíciles de arbitrar?
El fútbol argentino no es difícil, es complejo. La complejidad está en todos los sectores, desde el Federal A o B, pasando por Primera, como también un partido de Conmebol o FIFA. Todos tienen alguna complejidad. El fútbol argentino es de alta complejidad por varios factores. Desde el entorno de los jugadores, a como se plantean los partidos, como es el planteo de los técnicos. Siempre están peleando por algo o por la tabla de arriba o por la tabla de abajo. Para sobrellevar eso es cuando un árbitro aflora su personalidad o experiencia para mantener la calma, ya sea con autoridad o con la interpretación de las reglas. Eso hace que cuando un árbitro argentino va a otra parte tiene mayor experiencia en base a las distintas herramientas que le brinda el fútbol argentino.

Vos fuiste actor. ¿Hay muchos "actores" dentro de la cancha?
(Risas) Mi paso como actor fue circunstancial. A ver, un jugador que hace una gambeta o que tira un caño está actuando, como así también el que hace un salto de un bailarín. Pero lo cierto es que todos somos actores en el "mundo fútbol".

¿Estás de acuerdo con "el ojo de halcón" como ayuda?
En el último mundial se lo utilizó parcialmente, pero creo que de a poco la tendencia es que la tecnología ayude, no solo a los árbitros, sino al fútbol mismo, justamente por la velocidad e intensidad con que se juega y a veces hay decisiones que no puede captar el ojo humano. Muchas veces se ve a un árbitro acorralado a la hora de tomar decisiones correctas o incorrectas porque se ve imposibilitado de observarlas. En el Mundial de Clubes va a haber una prueba piloto y vamos a ver cuáles son las conclusiones que se van a tomar en la FIFA.

¿Dónde te gustaría arbitrar?
Me gusta mucho la Argentina. El fútbol argentino me dio y me sigue dando muchas satisfacciones que no cambiaría.
Embed
¿Te sentís un Castrilli?
No, Castrilli es uno solo, como lo es Lamolina o Elizondo o cualquier colega. Cada uno tiene su estilo particular que lo hace diferente. Es como un pintor que a sus obras le da un cierto estilo. Obviamente, en el correr de tu carrera has copiado algunas formas que enriquecen tu forma de ser y de dirigir.

¿Hay muchas agresiones?
En el mundo del fútbol el jugador y el árbitro son las personas más inteligentes. Por eso es que están adentro del campo de juego. Obviamente que el jugador siempre quiere ganar y eso significa poner todas las facultades y personalidades en el campo de juego para lograr sus objetivos, pero la gran mayoría son muy respetuosos. De todos modos quien, en un pico de estrés, no a lanzado algún exabrupto. Pero es normal.

La reacción de la Selección.
Creo que es una reacción general de los jugadores y cuerpo técnico, en donde se le pedía ganar, pero es una decisión muy personal que se respeta. Pero lo cierto es que se merecen todas mis felicitaciones por el gran triunfo obtenido. Donde había que ganar se ganó.

¿Te ves en Rusia 2018?
Es una linda ilusión. Cuando tenés objetivos a largo plazo, "paso a paso", es parte del sueño. Esta semana el objetivo fue San Lorenzo-Gimnasia y después Quilmes-Aldosivi. Luego seguirá paso a paso. Rusia está cerca pero esta lejos a la vez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia