Salta recibió un gran elogio de la Nación por las medidas de seguridad impuestas en los estadios de fútbol que la convierte en un ejemplo.
En ese sentido, el secretario de Deportes de la Provincia, Sergio Plaza, aclaró ayer que "en Salta estamos trabajando bien, porque cuando se quiere hacer un partido con las dos hinchadas, algo que no pasa en muchos estadios del país, se puede concretar en base a las fuertes medidas de seguridad que se implementan".
Insistió que "esta es una excelente labor entre el Ministerio de Seguridad y la Policía, que tienen la gente especializada que identifica a los violentos y saben cómo se mueven".
"A partir de allí nos reunimos e intercambiamos propuestas y elaboramos proyectos para las distintas área para terminar con la violencia en el fútbol en nuestra provincia", destacó.
Asimismo, resaltó que "el otro día fueron a exponer a Mendoza la forma de trabajo en Salta, que se convirtió en un ejemplo a nivel nacional".
Plaza insistió y fue tajante al señalar que "la prohibición del ingreso de bombos no es un capricho. Hace poco, en una de las banderas que ingresaron las barras se encontró una gran cantidad de puntas de hierro".
"Por eso, en ese sentido hay que ser cuidadosos, porque sino habría que hacer un operativo aparte solo para requisar banderas y bombos", argumentó. "Mientras se achiquen los márgenes para los violentos, los bombos y las banderas van a regresar a los estadios", insistió, aclarando que no se negocia la seguridad: "El que se porta mal, no entra".
"Yo creo que en algún momento no solo los violentos sino toda la sociedad concientizará la necesidad de erradicar a los violentos", apostó.
En cuanto a los plazos, el funcionario señaló que "la verdad que no nos pusimos límite de tiempo a este proyecto que iniciamos. Estamos tras los pasos de hacer una identificación completa, de una entrada única. El registro de admisión y el control estricto de los elementos que ingresan a las canchas nos pone en un lugar privilegiado en el país".


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia