Con el adelanto de que habrá pocos cambios para el segundo clásico ante Boca, el primero por la Libertadores, ante el plantel corto con que cuenta, Gallardo, dejó para mañana la práctica formal de fútbol y aún tiene dudas en el mediocampo.
Una chance es que en el medio juegue Leonardo Ponzio como un doble cinco junto a Matías Kranevitter con Carlos Sánchez y Ariel Rojas como alas, aunque Gallardo no acostumbró a jugar con este esquema.
Las otras alternativas serían que repita con Sebastián Driussi como cuarto volante o bien reponga a Leonardo Pisculichi como enganche pese al flojo presente del ex Argentinos.
Los concentrados son: Marcelo Barovero, Julio Chiarini; Pezzella, Mammana, Jonatan Maidana, Funes Mori, Leonel Vangioni, Camilo Mayada, Sánchez, Kranevitter, Ponzio, Rojas, Pisculichi, Driussi, Gonzalo Martínez, Gutiérrez, Mora y Fernando Cavenaghi.
La dupla de ataque con Rodrigo Mora y Teófilo Gutiérrez se mantendría, sobre todo luego de la enfática defensa que hizo el entrenador del colombiano, que carga con algunas críticas por supuesta displicencia para jugar.
Mañana se verá si mantiene a Emanuel Mammana como lateral y si hay cambios en la segunda plaza de la zaga, entre Germán Pezzella y Ramiro Funes Mori.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia