Popeye Bordó, el último campeón del Honor de la Liga Salteña de Béisbol, volvió a demostrar su poderío frente a un Cachorros que esta vez estuvo cerca de arrebatarle el triunfo.
El partido, correspondiente a la tercera fecha del Torneo Apertura, comenzó apenas pasadas las 15 en el diamante del tricolor de la zona sur, donde la última vez que se enfrentaron (el 4 de enero pasado), fue victoria y campeonato de los espinacas por 15 a 11.
Esta vez, el encuentro estuvo igual de parejo, pese a que Cachorros llegaba cacheteado después de una durísima derrota ante Popeye Blanco por 15 a 0 y el Bordó con una contundente victoria ante Atléticos por 14 a 1.
En esta oportunidad, los tricolores, ya sin la presencia de los jugadores del seleccionado nacional Ezequiel Cufré y Mauro Schiavoni, también comenzaron perdiendo aunque en la sexta entrada igualó parcialmente el encuentro, mientras las nubes grises amenazaban lluvias.
Desde ese inning hasta el noveno, a puro batazo, ambos equipos comenzaron a poblar de jugadores las bases y aumentar el marcador.
Finalmente, el juego debió continuar al cierre de la novena entrada y llegar al extra inning que le permitió a Popeye mantener el invicto que lo deposita nuevamente como el gran candidato de la máxima categoría del béisbol salteño.

En inferiores están bien

Ayer a la mañana también se disputó un encuentro en pre-juniors en el nuevo diamante del club Atléticos.
En zona norte, Cachorros pudo triunfar y mantenerse invicto porque le ganó al local por 16 a 10.
Los chicos tricolores ya habían demostrado un gran nivel el sábado pasado cuando le ganaron a Popeye por 13 a 3.
Este fin de semana, debido al feriado por semana Santa, la disciplina hará un parate hasta dentro de siete días cuando se dispute la cuarta fecha.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia