Ayer, en el diamante de Popeye se disputó la primera final del Torneo Honor de béisbol 2014 con la victoria del conjunto espinaca bordó por 10 a 3 sobre Cachorros rojo.
Los peloteros locales fueron más que su clásico rival y quedaron a un paso del título, ya que de ganar esta tarde en el estadio del tricolor se llevarán el campeonato.
Rodrigo Monroy y Gabriel Sansó fueron los lanzadores de Popeye, quienes dominaron el bateo de Cachorros, mientras que por los visitantes los lanzadores fueron Ezequiel Cufré y Nicolás Carrizo.
El campo de los de la zona sur no pudo con Popeye, especialmente contra el home run de Lucas Montalbetti.
El juego de hoy, que se disputará a partir de las 15 en Cachorros, será fundamental y en caso de que los locales consigan la victoria e igualen la serie la definición será el próximo fin de semana.
Cabe recordar que Popeye bordó llegó a la final tras ganarle a Cachorros azul y el equipo rojo tras triunfar ante los espinacas blancos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia