Esta vez, para el partido por la semifinal del Federal B entre Central Norte y San Martín de Formosa, no se puso en funcionamiento el sistema biométrico de huellas digitales. Es que, se estaba implementando, pero media hora antes del partido comenzó a caer una llovizna que hizo que levantaran todos los lectores de huellas.
Así, el grueso del público ingresó de forma normal, sin tener que identificarse a través de los lectores. Solo en dos ingresos, donde los lectores estaban bajo techo, se siguió implementando.
Al finalizar el partido, según informaron desde la Policía, solo a cinco de los más de seis mil hinchas se les prohibió el ingreso al partido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia