En Rosario de la Frontera se disputó el último fin de semana una eliminatoria entre varias selecciones de ligas para acceder a una nueva instancia del torneo Nacional Sub-15.
El clasificado fue la Liga Salteña al derrotar por 7-0 a la Liga Metanense. Pero más allá del resultado, hubo otros factores que dejaron en evidencia un "maltrato" hacía los juveniles metanenses.
En dicho certamen participaron la Liga Salteña, Liga del Bermejo, Liga Anteña, Liga del Valle de Lerma y en primera instancia iba a participar la Liga Jujeña, pero esta desistió por problemas económicos y para ocupar su lugar fue invitada la Liga Metanense.
El problema se suscitó luego de que los chicos de este seleccionado accediera a la final tras jugar dos partidos el domingo (vs. Rosario de la Frontera y Liga Del Valle) y el lunes, a primera hora, en la final se midió con la Liga Salteña.
La delegación de Metán decidió permanecer en Rosario de la Frontera para un mayor control sobre los chicos que tenían que jugar la final con los capitalinos, pero no hubo hospedaje para ellos y tuvieron que "dormir" en colchonetas y algunos hasta en sillas hasta las 4, cuando recién estuvo disponible el albergue que ocupaba la delegación del Bermejo.
El partido contra Salta se jugó a las 10.30 y los chicos metanense no tuvieron el descanso necesario para afrontar este encuentro. De todos modos, el resultado fue lo de menos, pero los metanenses se quejaron del maltrato que recibieron en tierras termales.
Por su parte, René Jorge, el presidente de la Liga de Rosario de la Frontera, la organizadora de este torneo relámpago, sostuvo en diálogo con El Tribuno que la Liga Metanense se quedó por decisión propia y se sabía de antemano que no tenía hospedaje reservado, por la cercanía entre ambas localidades. Pero, de común acuerdo entre los responsables de la delegación de Metán y los de la Liga del Bermejo, el hospedaje iba a quedar disponible a partir de la medianoche, algo que no sucedió. La explicación de la demora fue que el chofer que trasladaba a los del norte se había ido a Tucumán.
Lo cierto es que hubo desorganización y desconsideración por parte de los representantes de las tres ligas.
Tanto la organizadora, como la Liga Metanense y la Liga del Bermejo fueron responsables y los chicos, los que salen a poner la cara en la cancha, fueron los perjudicados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia