Como se intuía, la decimosexta edición del Seven de las Nubes fue más que un torneo de rugby de gran nivel, porque los disfraces, la música y las radiantes promotoras le dieron el color necesario para que una vez más el evento de Universitario se destaque y cierre el año a toda orquesta.
Finalmente, pese a que la copa de oro fue para Los Tarcos por un drop en muerte súbita, los verdes quedaron conformes con lo hecho y ya comienzan a diagramar la competencia del próximo año.
Esta doble disputa de mayores y menores tuvo emociones, sorpresas y una sola baja de último momento (Sixty de Resistencia en juveniles). Y si bien el trofeo principal nuevamente se fue para Tucumán, Huirapuca no pudo lograr su bicampeonato porque fue goleado por los locales en las semifinales. De esta manera, la U llegó con todo al encuentro decisivo en el que esperaba Los Tarcos, un duro y muy conocido rival.
Sin embargo, los de El Huaico fueron a buscarlo de entrada y rápidamente se pusieron 10 a 0 arriba, pero los visitantes primero lograron empatar y a mediados del segundo tiempo estiraron su ventaja.
Lejos de darse por vencido, Uni logró empatarlo en el último minuto y tuvo la chance de coronarse en el adicional, pero erró su drop y en la jugada siguiente Tarcos no falló y se alzó con la copa.
Para los locales hubo desazón, pero rápidamente se pusieron de pie y saludaron a su público que igualmente alentaba en las gradas.
Las otras se quedaron
Solamente la copa principal fue subida al micro y trasladada rumbo al jardín de la República, porque las demás se quedaron en Salta. Una fue a parar al nuevo predio de Altos de Medeiros y la otra partió a la villa veraniega.
En la copa de plata, Gimnasia y Tiro le ganó una durísima final a Universitario de Tucumán y se fue festejando, pese a que el objetivo principal era pelear por el oro. Pero poco importó porque los millonarios sabían que el rival es uno de los más duros del norte y tras un intenso ida y vuelta, la pulseada fue para los albos.
Por la copa de bronce también se vivió un duelo parejo entre Tigres y Tiro Federal (los otros dos equipos salteños que dijeron presente).
Finalmente, al sonar el silbato, los de negro y rojo se abrazaron al cosechar un nuevo trofeo, mientras que los federales tuvieron que conformarse con un meritorio segundo puesto.



Uni (T), en menores

En simultáneo al campeonato que se jugaba en las canchas 1 y 2, los juveniles de la M-19 tuvieron su espacio en el Seven de las Nubes por primera vez y el gran campeón fue Universitario de Tucumán, que se llevó la copa de oro.
En copa de plata, por su parte, los vencedores fueron los chicos de Gimnasia y Tiro. Mientras que la de bronce quedó en manos de la U Blanco.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia