El partido amistoso entre las selecciones de fútbol de Alemania y Holanda en Hannover fue cancelado. La policía evacuó el estadio cerca de una hora y media antes del arranque del partido, mientras anunciaba por los altavoces que el encuentro del martes estaba cancelado.
Miembros del gobierno alemán, incluyendo la canciller Angela Merkel, tenían previsto acudir al partido en una señal de que Alemania no bajará la cabeza ante el terrorismo, luego de los ataques terroristas en París. De inmediato no se dio un motivo para la cancelación, aunque cerca de una hora antes de la evacuación hubo una amenaza de bomba a las afueras del estadio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia