El amistoso con Gimnasia y Esgrima de Jujuy le sirvió al DT José María Bianco y al plantel de Gimnasia y Tiro para no perder ritmo tras el parate de 20 días (entre la fecha libre y la adhesión a la medida de fuerza, volverá a jugar oficialmente el sábado 8 de octubre ante Concepción Fútbol Club en Tucumán).
Sin embargo, el albo se expuso a los riesgos de un clasico amistoso, pero clásico al fin, y el que lo sufrió fue Luis Silba. El delantero postergó para la próxima semana su resonancia magnética en el aductor de su pierna izquierda a raíz de una acumulación de líquido en la zona.
Aparentemente, se trataría de un desgarro, que podría marginar al atacante por tres semanas e incluso se perdería el clásico del miércoles 12 con Juventud Antoniana, por la sexta fecha, en el estadio Padre Martearena. Esto se definirá en el transcurso de la próxima semana.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia