El presidente de Boca, Daniel Angelici, presentó hoy oficialmente el controvertido proyecto de creación de la Superliga del fútbol argentino, que divide a los mandatarios de los clubes domésticos.
Angelici precisó de qué se trataba la iniciativa en un encuentro del que tomaron parte 22 de los 30 presidentes de las entidades que militan en Primera División. A la reunión, en el predio de la AFA en el distrito bonaerense de Ezeiza no asistieron los presidentes de Huracán, Godoy Cruz, Colón de Santa Fe, San Martín de San Juan, Patronato de Paraná, Atlético Rafaela, Unión y Newell’s. El mandatario de Olimpo de Bahía Blanca, Alfredo Dagna, calificó de “muy positiva” a la reunión, mientras que Hugo Moyano, presidente de Independiente, consideró que “los que venden el producto siempre lo pintan de la mejor forma. Hay que ver si conviene o no y lo fundamental para nosotros es que no perjudique a los clubes chicos, si no los perjudica lo vamos a discutir y analizar”, sostuvo. Asimismo, añadió: “Todavía hay cosas para discutir. Se habló de hacer una conducción paralela, pero hay que analizar mucho el tema porque es un sistema nuevo que tuvo éxito en algunos lugares”.
Más tarde dijo que si “los muchachos” le piden que se postule para conducir la AFA, lo pensará.
Por su parte, el presidente de Racing Víctor Blanco declaró: “En España es algo que está funcionando muy bien y la idea es aggiornarlo a la necesidad del fútbol argentino ya que algunos matices habrá que cambiar”. “Creo que puede tener una aceptación de varios clubes, tenemos que sacarnos el fantasma de clubes grandes o clubes chicos porque se van a favorecer todos ya que es un bien común con más recursos para todos los clubes”, remarcó. Además Blanco manifestó que “a principios de junio” sería el momento ideal como para “hacer una asamblea” para aprobar el proyecto de la Superliga.

La reunión fue en el predio de AFA

El encuentro se llevó a cabo en el predio Julio Humberto Grondona de Ezeiza y se presentaron las cualidades de la Superliga, qué beneficios les reportaría a los integrantes y cómo se jugaría. Uno de los puntos que se deberá seguir tratando en próximas reuniones es el de bajar considerablemente la cantidad de equipos en la Primera División y habrá que discutir cómo hacer para pasar de 30 elencos a 20 o a 22. Según trascendió, en la reunión se planteó la designación de idóneos como autoridades que trabajen las 24 horas en todo lo concerniente al torneo y que aquellos miembros no sean dirigentes en funciones de algunos de los clubes. En tanto, la AFA seguiría trabajando con las competencias de los torneos de ascenso bajo su órbita como así también con los compromisos de las Selecciones Nacionales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia