El secretario de Deportes de Buenos Aires, Alejandro Rodríguez, reclamó ayer al Congreso el tratamiento de un proyecto de ley para sancionar a barrabravas y acusó a la diputada Patricia Bullrich, titular de la comisión de Legislación Penal, de "hacerse la distraída con un tema tan importante para la seguridad en el fútbol".
El funcionario del gobierno de Scioli recordó que en abril la administración bonaerense presentó en el parlamento nacional una iniciativa que tipifica el delito de barra brava y la reventa de entradas y que desde entonces está en la Comisión de Legislación Penal durmiendo el sueño de los justos.
"La tipificación del delito de barrabrava tiene una sola posibilidad que es una modificación al Código Penal argentino, por eso el proyecto que realizamos junto al gobernador Daniel Scioli desde el Ejecutivo provincial fue presentado en el Congreso nacional donde debe debatirse", aseguró Rodríguez.
También afirmó: "La presidenta de la comisión es Patricia Bullrich, yo la he visto muchas veces muy preocupada por la inseguridad, pidiendo justicia, pero no le dio el tratamiento debido a esta ley".
Por último, el funcionario sostuvo que "Scioli tiene la firme convicción de erradicar la violencia de los espectáculos deportivos metiendo tras las rejas a los delincuentes", y que la Justicia necesita de esa ley para "descabezar a los grupos mafiosos y ponerlos tras las rejas".

Ataque de Berni

Por su parte, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, acusó ayer a Daniel Angelici de tener "relación permanente" con los barrabravas del club, luego de que el presidente de Boca Juniors denunciara que fue amenazado por los violentos y pidiera al Estado que actúe.
Berni apuntó a Angelici por considerar que "está preocupado" por la investigación que lleva adelante el juez Manuel de Campos y que daría cuenta de la vinculación entre barras, dirigentes y políticos.
"Angelici tiene una relación permanente con los barras", sostuvo Berni en rueda de prensa, al ser consultado sobre las declaraciones del titular xeneize, quien el jueves le pidió al Estado que actúe contra los violentos, al considerar que "tiene las herramientas" para hacerlo.
Para el funcionario, "uno de los problemas que tiene Boca es con De Campos, que está investigando esa relación, la cual todos (los dirigentes) dicen que no la tienen".
"No nos dejemos influenciar por los dirigentes del PRO (incluyó a Angelici), que están muy preocupados porque la investigación de De Campos puede salpicar para cualquier lado", disparó Berni.
Al referirse a la posible "vinculación entre la barra de Boca, la barra de otros clubes, los barras con dirigentes, los dirigentes de los clubes con los políticos y los políticos con barras", el funcionario nacional Berni consideró que "ahora se juntaron para tratar de sacarlo de escena a De Campos".

Prueba piloto en River-Quilmes

La posibilidad de que durante el primer semestre del año vuelva el público visitante a todas las canchas del fútbol argentino quedará más cerca este fin de semana, cuando se ponga a prueba el nuevo sistema biométrico en el duelo entre River y Quilmes, por la segunda fecha del torneo de Primera División.
Fuentes de la AFA revelaron a la agencia NA que en la presentación de este sistema estuvieron el secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Legislaturas del Ministerio de Seguridad de la Nación, Darío Ruiz; el jefe y el subjefe de la Policía Federal, comisarios generales Román Di Santo y Héctor Tébes, respectivamente.
También estuvieron entre otros integrantes de la cúpula de la fuerza, Jonathan Firun, miembro de la Secretaría de Seguridad del Fútbol, y el secretario de Deportes de Buenos Aires, Pablo Paladino.




¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia