La presencia de Hugo Prieto pasó casi desapercibida dentro de la cancha por su rendimiento, pero no tanto para los hinchas de Gimnasia, que silbaron al rionegrino, quien hoy defiende los colores de San Lorenzo de Alem, cada vez que tocaba la pelota. Es que el delantero, que supo amargar al albo en varias oportunidades vistiendo los colores de Juventud, no rindió en la Vicente López como se esperaba en la temporada 2015.
“Mi paso por Gimnasia y Tiro fue negativo, porque no cumplí mis propias expectativas, las del club ni la de la gente. Las cosas a uno a veces le salen y otras no y en lo personal sé que no dejé un buen recuerdo. Y lo de los silbidos pasa en todas las canchas, es parte del folclore. Acá pasa eso porque siempre le metí goles a Gimnasia y acá no pude hacer los goles que quería. Es así, es simple. Cuando cambiás de club es normal que te puteen, jugués bien, mal o tirés un caño. Son las reglas del juego”, expresó sin filtros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia