En un liviano anticipo de lo que será la confrontación del próximo sábado, Floyd Mayweather y Manny Pacquiao estuvieron ayer cara a cara ante medios de todo el mundo que llegaron a Las Vegas para la llamada "pelea del siglo".
El estadounidense y el filipino protagonizaron una conferencia de prensa en un marco de respeto. El encuentro con la prensa se llevó a cabo en un marco de amabilidad y sin estridencias por parte de ambos protagonistas en el KA Threater ubicado en el MGM Grand Resort de Las Vegas.
"Es hora de luchar ya. Ustedes vinieron aquí para ver la emoción. Ustedes vinieron aquí para ver un gran evento. Eso es lo que traemos ambos púgiles a la mesa: emoción", afirmó Mayweather.
"No tengo nada negativo que decir sobre Manny Pacquiao o (el técnico) Freddie Roach. Personas de diferentes equipos pueden decir cosas, pero cuando se llega a esto, todo se reduce a los dos combatientes", señaló el púgil nacido en Michigan.
En tanto, Pacquiao expresó: "Me gustaría invitar a todos a presenciar este sábado una buena pelea entre Mayweather y Pacquiao. Los dos, Floyd y yo, hemos estado trabajando duro para entretenerlos y dar una buena pelea. No es nada personal, solo estamos haciendo nuestro trabajo, haciendo todo lo posible el sábado para poner nuestro nombre en la historia del boxeo".
'Pero lo más importante, espero que después de la pelea que podamos tener una conversación con Floyd para compartir mi fe en Dios", se esperanzó el filipino.
El combate se transmitirá a todo nuestro país a través de la TV Pública.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia