Sin pensarlo, el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos se vio afectado por el atraso de una de las obras importantes para la cita olímpica de agosto.
El montaje de la pista de madera del nuevo velódromo de Río de Janeiro se retrasó y esto obligó al comité a cancelar la competencia con la que iba a poner a prueba las instalaciones.
Tanto la Alcaldía de Río de Janeiro como el Comité Organizador han reconocido que las obras del velódromo son las más atrasadas entre las que se ofrecieron para los Juegos Olímpicos y las que más preocupación generan. Aunque, según señalaron del comité, la pista estará lista a finales de mayo.
Pese a que las obras del velódromo aún no se han concluido y no hay fecha prevista para su entrega, el Comité Organizador pretendía iniciar en la primera semana de marzo las obras de montaje de la pista.
En lugar de esta prueba, que iba a reunir a unos 200 ciclistas de cuarenta países, los organizadores de Río 2016 realizarán una competición de calentamiento con ciclistas brasileños entre el 25 y el 27 de junio para experimentar tanto la infraestructura como la organización.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia