El seleccionado de handball masculino de Qatar, con muchos jugadores nacionalizados, dio un batacazo histórico y se metió en las semifinales del Mundial que organiza, tras derrotar en el compromiso de cuartos de final a Alemania, por 26 a 24.
En el estadio Lusail Hall de Doha, ante más de 15 mil espectadores, el representativo local se erigió en el primer combinado asiático que se mete entre los cuatro primeros de un certamen.
El equipo qatarí contó con los goles de Capote (8) y las atajadas de Saric para quedarse con la victoria. De este modo, Qatar se topará en una de las semis este sábado ante Polonia.
La otra semifinal será entre el campeón vigente, España, que doblegó con lo justo a Dinamarca por 25 a 24, y por Francia, que despachó a Eslovenia por 32 a 23.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia