En el partido del Abierto de Australia, entre el español Feliciano López y el italiano Adrian Mannarino disputaron un encuentro espectacular. El primero levantó dos matchs-points en contra y terminó ganando. Sin embargo, la nota la dio el ball-boy que recibió un pelotazo de 196km/h en la entrepierna. ¡Qué dolor! Claro el muchacho se debió retirar y fue remplazado por otro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia