La imagen recorrió el mundo en cuestión de minutos. La Argentina acababa de perder la final de la Copa América ante Chile por penales y Lionel Messi estaba sentado sobre el césped del estadio Nacional intentando procesar lo que había pasado. Dos niños se acercaron a él para consolarlo y los fotógrafos retrataron el momento y rápidamente el mundo hablaba de ellos.

El diario chileno Las Últimas Noticias averiguó quiénes eran los pequeños y el Canal Mega los entrevistó. Se trata de Maximiliano, de 9 años, y Martín, de 6, quienes son primos de Charles Aránguiz, el jugador de Chile. Qué le dijeron a Leo: "Tranquilo, tu eres el mejor del mundo y has ganado todo con Barcelona", Messi les guiñó el ojo al escucharlos.
Cuando los niños volvieron a su casa, les contaron a sus padres lo que les había pasado y nadie les creyó que habían hablado con Messi. Con el paso de las horas, la historia se hizo realidad.
CONSUELO.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia