Ponerse de pie otra vez. Aunque Central Norte no terminó de rodillas el campeonato, sino todo lo contrario.
Tras la eliminación en la semifinal, una nueva chance frustrada de ascenso, los dirigentes del cuervo, con su presidente Héctor De Francesco a la cabeza, digirieron el golpe y ya se ponen a pensar en lo que viene.
El próximo Federal B comenzaría en febrero, con lo cual Central Norte debe rearmarse rápidamente y tiene veinte días, o menos, para hacerlo.
La continuidad del entrenador Daniel Cravero es lo primero que intentarán resolver; luego cancelar el último mes de sueldos, replantear el presupuesto y retener la base del plantel.
Del plantel
Los que interesan: Salvatore, Lungarzo, Salvatierra, Chiaraviglio, Acosta, Burruchaga, Melillo, Villar y Brittes es la base que pretenden retener.
La reunión con el DT será hoy mismo. Cravero regresó a Salta con el plantel. La idea es proponerle que siga, pero primero deberán coincidir las propuestas e ideas. "Va a depender de los recursos que tengamos para el próximo torneo, él lo sabe, lo veníamos hablando, pero me parece un gran cuerpo técnico y queremos que sigan", sostuvo De Francesco en diálogo con El Tribuno.
El presidente cuervo luego contó que el club tiene "las cuentas días" y que solo deben pagar el último mes de trabajo, lo que intentarán hacerlo esta semana.
Los que están en duda: Torres, Campo, Federico Chávez, Fabio Alvarez, Castilla, Maxi López y Cristian Ruiz. Se analizará caso por caso.
Con respecto a los jugadores que se pueden ir, el dirigente no dio nombres específicos pero remarcó: "Trajimos a estos jugadores y ahora a algunos se los quieren llevar, quiere decir que no elegimos tan mal".
Con respecto a la posibilidad de que Mariano Maino pueda retornar a Central, De Francesco no lo descartó, pero tampoco se la jugó. "Nunca hablamos con Maino, él se perdió la oportunidad de volver cuando Central lo necesitaba en el torneo pasado, pero tampoco doy por cerrado nada, solo que tenemos dos arqueros muy buenos y primero queremos charlar con ellos, queremos que tanto Lungarzo como Salvatore se queden". El caso Matías Ceballos es igual.
El resto: Tomás Armella y Vicente Monje son del club; Guglielmi debe volver a Gimnasia y Tiro y Zurita es un caso aparte.
Además, adelantó que subirán a varios chicos de las inferiores, "es momento para hacerlo, varios deben saber que pueden ser profesionales, estará en ellos, le vamos a dar la posibilidad". Al ser consultado sobre si realizarán alguna presentación, en virtud de los incidente en Formosa, el dirigente contó: "Vamos a hacer un informe, sabemos que es imposible que se revierta el resultado, pero lo vamos a analizar con el reglamento, nos corresponde como dirigentes".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia