Durante las tres primeras fechas del Federal B, Central Norte mostró distintas facetas en cuanto al funcionamiento del equipo. De la frustración en el empate frente a Pellegrini en el debut, la leve mejoría ante Talleres de Perico y la victoria agónica frente a un débil equipo como Río Grande de La Mendieta dejaron ya una imagen global del rendimiento de los futbolistas que actuaron en estos partidos iniciales.
Esteban Salvatore: Mostró buenos reflejos, pero se lo vio inseguro en las pelotas paradas.
Martín Abaurre: Aún no demostró ser el caudillo que necesita la defensa.
Diego Fuentes: Fue el recambio acertado del técnico en lugar de Gonzalo Torres, de flojo rendimiento en la primera fecha. Tomás Armella: Se aferra al sacrificio y a la garra, pese a ser poco ortodoxo a la hora de jugar: le basta para ser inamovible en la defensa el "plus" de ser el goleador del equipo.
Eduardo Burruchaga: Sus proyecciones por la banda izquierda son una opción a la hora de atacar y Burru siempre tiene llegada al arco contrario.
Ezequiel Melillo: El volante hizo un buen partido en Perico y sorprende que no tenga más continuidad en el equipo. Se nota su categoría en sus avances por el andarivel derecho.
Emanuel Campo: Firme en la marca y en el juego asociado.
Federico Chávez: Un "correcaminos" en la mitad de la cancha y factor clave para la recuperación de la pelota.
Vicente Monje: Uno de los puntos altos del equipo: encarador, asistidor. Solo le falta el gol, pese a jugar más retrasado.
Carlos Castilla: Errático en las primeras fechas y con oportunidades para marcar su primer gol en el cuervo. Igual, va a todas y siempre busca.
Maximiliano López: Movedizo. Aunque no está siendo fino a la hora de atacar, puede dar más.
Edgardo Brittes: Marcó un gol, pero aún no demostró lo que puede aportar en el ataque.
Matías Guglielmi: Cuando le tocó jugar, se hizo ver con su explosión por la izquierda. Necesita más continuidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia