A un mes de su arribo al cuervo, Lovrincevich habló con Alentandooo y analizó la actualidad de Central Norte. Les pidió a los jugadores que pongan corazón y a la gente que no les exija a algunos jugadores como si pertenecieran a una categoría superior. Adelantó que el 3 de enero volverán solo 24 jugadores.

¿Te sentís a gusto en Central Norte, es lo que esperabas?
Sí, estoy muy a gusto, disfruto del día a día. Me esperaba encontrarme con este plantel, los muchachos hicieron todo más fácil para mí. Estoy muy a gusto aun sabiendo que hay necesidades y carencias que tienen que ver con el ascenso.

Por un lado, están muy cerca de clasificar, y por el otro, no le pueden ganar a rivales como Pellegrini y Chicoana ¿Cómo se explica esto?
El jugador que juega con esta camiseta tiene que estar preparado para las exigencias o para la demanda que genera Central Norte; nosotros jugamos con un escudo que demanda una mejor versión de tu rendimiento. El que no acepte esa exigencia se tiene que ir a jugar en otro lado. El escudo demanda que el periodista mire lo que falta, no lo que hay.

¿Qué me dice sobre la falta de gol?
Nosotros tenemos delanteros que no se han consolidado en el Federal A. Pero a la vez se les pide que jueguen como jugadores que se consolidaron en una categoría superior solo porque Central Norte tendría que estar en una categoría superior. Pero nuestro futbolista ha hecho su carrera en el Federal B, salvo Perillo. Pérez jugó Federal B mucho tiempo, Zampini también en Talleres... pero se ponen la camiseta de Central Norte y parece que tienen que demostrar otra cosa, y no es así. El futbolista que tenemos es un futbolista que se tiene que desafiar constantemente para hacerse su lugar. No es un jugador que jugando al 70% va sacar diferencia, tiene que jugar al 120 por ciento.

¿Pensás que alguno no lo está haciendo?
No, noto que lo hacen al cien por ciento. Pero yo quiero que jueguen con el corazón, que es lo que los rivales nos ponen a nosotros... Nos juegan al cien por ciento y nos ponen el corazón, nosotros jugamos el cien por ciento. Nosotros estamos atados a un proyecto de equipo, a las presiones, a Central Norte, al técnico, a lo táctico... y a veces algunos partidos se resuelven como en el potrero. La excelencia, el talento no alcanzan. La diferencia la hace la entrega, no el talento. Armella y Chávez son jugadores de entrega y muy queridos para el club, son inspiradores para mí.

¿Vuelven todos los jugadores después del receso?
Todavía no hablamos de ese tema. Pero el 3 de enero van a volver 24 jugadores, si todo va bien, y vamos concentrar en el hotel de la Liga durante una semana donde se entrenará en doble turno. Ahora somos 35, por lo que van a quedar afuera nueve; se verá si suman más tarde. Será una concentración en la que vamos a buscar forma competitiva.

¿Se les complica más jugar afuera?
En el Martearena empatamos 0 a 0, en Chicoana también. Son todos difíciles, esa es la realidad y es lo que pienso. Se le exige mucho a jugadores. Es como si Boca hubiera descendido al Nacional B y se hubiera reforzado con jugadores del Nacional B. El hincha se cree que todavía está jugando Palermo. Ellos dan lo que pueden.

¿Qué te genera estar en Central Norte, un grande de Salta?
Mayor exigencia, es un desafío profesional. Si fuera técnico en otro equipo, empatás y salís fenómeno. Lo cómodo no facilita el crecimiento.


¿Qué buscás en Central Norte?
Clasificar y ascender. No me interesa vincular el juego a lo estético, lo vinculo con los objetivos que hay que cumplir, a la eficacia no a la estética.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia