Leandro Zárate se ganó el cariño de los hinchas de Gimnasia y Tiro a fuerza de goles a lo largo de cuatro temporadas. Hasta que un 20 de septiembre de 2015, en un clásico con Juventud Antoniana, se rompió los ligamentos de su rodilla que lo marginó hasta hoy. A quince días de recibir el alta médica y sin contrato vigente, debe resolver su futuro. Si bien la intención de la dirigencia sería no renovarle contrato, la Chancha dejó un mensaje y metió presión en diálogo con Alentandooo. "Quiero volver a gritar goles con esta camiseta", aseguró.

¿Cuánto pesó la lesión desde lo anímico?
No fue fácil, para cualquier jugador de fútbol se hace complicado, porque con una lesión de esta magnitud es difícil, pero lo he superado. Hoy me encuentro recuperándome de la mejor manera y estoy tranquilo, esperando encontrarme pronto en un campo de juego, que es lo que más quiero. Ya estoy haciendo una minipretemporada con el profe. No trabajé mucho con pelota, pero pude rematar sin ningún tipo de dolor. Faltan afinar algunas cositas, como el tema de los saltos. La semana pasada comencé a hacer velocidad. Vamos por buen camino, ojalá que siga así, esperando que pase pronto este tiempo para volver a sentirme un jugador.

¿Cuándo considerás que podrás estar en plenitud para jugar?
Este torneo está perdido, queda muy poquito y no voy a llegar. Para el semestre que viene estaré al cien por ciento con una pretemporada hecha. El 26 de abril cumpliré los 6 meses de la operación, y a partir de ahí debo esperar el alta médica y ver cómo evoluciona. De aquí a 15 días comenzaré a trabajar con la pelota y me veo jugando el torneo que viene.


¿Cuesta más recuperarse a tu edad y con el peso de una larga carrera sobre tus espaldas?
Tengo 32 años. Si hubiese sido antes, la recuperación hubiese sido más rápida. Pero estamos dentro de los seis meses y la rodilla evolucionó favorablemente a pesar de la edad. Todavía tengo mucho para dar para mí, para mi carrera y pienso que lo que vendrá será muy importante.

Al estar mucho tiempo inactivo la cabeza funciona a mil, se piensa mucho. ¿Cómo manejaste esa ansiedad? ¿Pensaste en flaquear en algún momento?
Nunca. Pero se hizo muy difícil en algunos días. Se puede salir haciendo una buena recuperación. En ningún momento se me cruzó por la cabeza algo que no sea recuperarme, levantarme y seguir adelante.


Para el hincha de Gimnasia que desea volver a verte jugar con esta camiseta, ¿cuál es tu situación contractual con el club?
No tengo contrato vigente, el que tenía se me venció el 31 de diciembre. A pesar de eso, el club debía hacerse cargo de renovarme el contrato. Me vienen cumpliendo el contrato que yo tenía, por más que esté vencido. Cuando tenga el alta médica me sentaré a hablar con la dirigencia para ver qué sucederá. Yo me asesoré con el gremio y allí me dijeron que el club no tenía la obligación de renovarme el contrato. El club también se comunicó con el gremio y se interiorizaron sobre los pasos a seguir. Yo con los dirigentes no hablé aún nada sobre el tema. Para mí hoy lo más importante es mi rodilla. Le estoy totalmente agradecido al club porque se portó bien conmigo en cuanto a mi lesión, mi operación y recuperación. Cuando llegue el momento nos sentaremos a hablar.

¿Tu futuro en Gimnasia es incierto?
No lo pensé, estoy muy abocado a recuperarme para recién volver a pensar como un jugador. No tengo otra cosa en la cabeza. Lo que me hace feliz es hacer goles y estar en una cancha. Después, lo contractual, cuando llegue el momento se verá. La espera se hace más larga quizás por esa indefinición. Yo quiero seguir en el club, Gimnasia me ha dado mucho y yo no le he brindado lo que el club me ha dado a mí. No he ganado nada con Gimnasia y ese es el objetivo que yo tenía y que aún tengo. Me gustaría seguir jugando en este club y esperemos que sea lo mejor para ambas partes. Yo me siento en deuda con el club porque no logré el ascenso que quería.

¿Te ves a mitad de año renovando?
Sí, está dentro de las posibilidades. No sé cuál es el pensamiento de los dirigentes, no estoy en su cabeza. Buscar otro rumbo sería hoy una segunda opción para mí. No tuve ofertas, escuché que se dijeron muchas cosas, de clubes de Salta que estaban interesados, pero conmigo nadie se comunicó. Está dentro de las posibilidades irme del club. Y si me toca renovar quiero devolverle al hincha y a la institución todo lo que ellos me dieron a mí.

¿Cómo analizás el presente de Gimnasia? Viéndolo hoy desde afuera, pero muy cerca del grupo...
Veo un grupo entero, fuerte, que quiere sacar esto adelante y clasificar. De local se hizo muy fuerte y de visitante cuesta mucho, pero no son cosas que no se puedan corregir con el trabajo. Se va a jugar la clasificación en el clásico, que va a ser fundamental para el futuro de Gimnasia.
La unión es fundamental para cualquier grupo. Yo lo escuchaba el otro día al Gringo Viano, que decía que en el plantel con el que Gimnasia ascendió por primera vez a Primera, los jugadores no se llevaban bien, que incluso se pelearon en el vestuario. Pero ese grupo logró cosas importantes. Cuando las cosas se dicen de frente y son claras también es muy importante para un grupo. No pasa cuando somos todos amigos y todo está bien. Los grupos se hacen de esa manera. Siempre es bueno hablar, aunque moleste, para corregir errores. El otro día hubo una charla grupal en la que se dijeron las cosas, no se guardaron nada y eso es muy sano para el grupo.
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia