El estadio Juan Domingo Perón de Racing Club de Avellaneda está repleto a poco del encuentro ante Godoy Cruz, en el cual un triunfo del local le asegurará el campeonato local tras trece años sin conquistas
La gente llegó desde temprano al estadio ubicado a pocas cuadras del centro de Avellaneda y a metros del de Independiente, lo que generó que ambas cabeceras populares estén llenas de hinchas y, como consecuencia de ésto, las puertas 6 y 10 ya fueron cerradas.
Incluso, el palco de prensa está con más gente de lo habitual, pero la presencia de 1.000 efectivos de la policía bonaerense y 300 efectivos de seguridad privada tendrán la tarea de evitar cualquier desbande sea cual sea el resultado.
Los hinchas de Racing, relajados y con confianza en su equipo, gritaron incluso el gol del empate de Huracán ante Atlético Tucumán, en el encuentro de desempate entre ambos conjuntos que define el quinto ascenso en la Zona B de la B Nacional, que se juega en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.
El plantel académico, con Diego Milito a la cabeza, arribó al 'Cilindro' a las 19, en tanto que el plantel del equipo mendocino está en las inmediaciones, demorado, ya que el Puente Pueyrredón, que conecta la Capital Federal con Avellaneda, está colapsado la mano a la provincia de Buenos Aires.
Una replica de la copa del campeonato estuvo en la mitad de cancha, en tanto otra idéntica está en el estadio de Quilmes, que se mide con River Plate, el otro equipo con chances del título que puede lograrse hoy a favor de uno de los dos conjuntos o que podrá definirse esta semana con un juego de desempate, si la Academia empata y el 'millonario se impone en su partido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia