Facundo Sava y Víctor Blanco, presidente de Racing Club, quieren a Diego Polenta y están dispuestos a hacer el esfuerzo económico para quedarse con el defensor uruguayo.
El entrenador para jerarquizar una zona que quedó debilitada con la venta de Luciano Lollo y el presidente, además del factor deportivo, por el enorme poder de reventa que le ve a este jugador de 24 años, con pasado en Italia y capitán del equipo uruguayo.
La cifra de la nueva oferta estaría cercana a los 3.000.000 de dólares por la mitad del pase. Y la forma de pago, próxima a lo que propusieron de movida los uruguayos después de la primera negativa, que no aceptaban cuotas. El 80% sería en efectivo y el resto a pagar en seis meses sería aceptado por Nacional, que necesita contar billetes para saldar algunas deudas con su plantel y acomodar la economía. A pesar de que en Racing son optimistas y en Uruguay confirman que el Bolso aceptará la oferta, que sería enviada oficialmente durante el transcurso del día, el sí no será inmediato. Un equipo de España, del cual no trascendió el nombre, podría ofrecer cuatro millones de dólares y así soplarle el jugador a la academia.
En caso de que sea el equipo español el que se termine llevando a Polenta, en Racing mantienen a Junior Alonso como plan B. El paraguayo de Cerro Porteño puede jugar también como lateral izquierdo y, a pesar de tener un costo sensiblemente menor, también cumple con un requisito fundamental: tiene poder de reventa, apenas 23 años y también fue compañero de Oscar Romero y Willian Candia en el equipo guaraní.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia