Embed

Racing también se quedó afuera. Fue eliminado de la Copa Libertadores de América tras caer derrotado, en Belo Horizonte, por 2 a 1, frente a Atlético Mineiro, en un entretenido partido que jugaron por la vuelta de los octavos de final.
Al equipo de Sava, sin chances en el torneo de Primera, le queda la Copa Argentina para intentar clasificar nuevamente la edición del próximo año y para lo cual enfrentará en primera instancia a Gimnasia y Tiro de Salta. Este partido será programado en las próximas horas y, en principios, se jugaría en Salta tal cual fue informado en un primer momento. Pero la sede puede cambiar si Racing así lo pide, ya que por reglamento debe ser neutral.

  • Gol de Carlos para Atlético Mineiro 1-0 Racing
Embed
  • Gol de penal de Lisandro López Atlético Mineiro 1-1 Racing
Embed
  • Gol de Lucas Pratto Atlético Mineiro 2-1 Racing
Embed
Volviendo a lo sucedido en Brasil, el Mineiro se puso en ventaja a los 16 minutos de la primera parte por medio de Carlos, pero a los 22 de la misma etapa Lisandro López de tiro penal puso la igualdad para la Academia.
Ya en el complemento, el partido se inclinó definitivamente para los brasileños cuando Racing estaba mejor, muy cerca de una victoria por leve margen, es cierto, pero merecía: cayó un centro en el área de Ibáñez que no atinó a salir, Leandro Grimi perdió en la disputa aérea con Pratto y el delantero argentino ídolo de la "torcida" local castigó la red con un cabezazo certero.

    Embed

    Embed

    El tanto golpeó por algunos minutos el ánimo racinguista y esto fue aprovechado por los brasileños para presionar y sacar un tiro penal tras una mano de Nicolás Sánchez (estaba de espaldas a la acción) del que se hizo cargo Pratto, pero las manos de Ibáñez le impidieron consumar la tarea de clavarle la banderilla mortal a los dirigidos por Facundo Sava.
    Se fue entonces Racing con cuatro delanteros (López y los tres ingresados Diego Milito, que se despidió de la Libertadores para siempre, Gustavo Bou y Facundo Pereyra) en pos de un empate imprescindible, pero ya era tarde y no pudo ser. Inclusive Ibáñez terminó por consolidarse como una de las figuras de la jornada al taparle un magnífico mano a mano a Hiuri tras otra precisa habilitación de Pratto en un contraataque. Y así se murió la ilusión de Racing en esta Copa Libertadores, como también le sucedió a Huracán en Colombia y un par de horas antes a River Plate en el Monumental.

    ¿Qué te pareció esta noticia?

    

    Comentá esta noticia