Racing regresó a los entrenamientos de cara al partido en el que enfrentará a Lanús en el marco de la final de la Copa Bicentenario, a disputarse el próximo domingo en el estadio Presidente Perón.
Los futbolistas académicos comenzaron las actividades con una rutina de gimnasio supervisados por el preparador físico Federico Trídico. Luego, en el campo de juego de la cancha auxiliar del Cilindro, continuaron con una entrada en calor con pelota y rondas.
La tarea principal del entrenamiento matutino consistió en la realización de fútbol en espacios reducidos, ejercicio en el que el director técnico Facundo Sava hizo hincapié en la posesión de la pelota.
Después, la misma actividad se disputó en equipos de 6 contra 6 con arcos grandes y posesión de la pelota a uno y dos toques.
En otro orden, el delantero entrerriano Gustavo Bou llevó a cabo tareas en el gimnasio y en el campo, ya que continúa en pleno proceso de recuperación de la lesión que lo aqueja en la zona metatarsiana del pie izquierdo.
En la misma línea, los defensores Iván Pillud (se recupera de una fractura incompleta de la primer Falange del quinto dedo del pie izquierdo) y Pablo Álvarez (desgarro en el sóleo izquierdo) realizaron tareas de kinesiología y gimnasio.
Otro de los futbolistas que se entrenó de manera diferenciada fue el delantero colombiano Wilder Guisao, quien llevó adelante un circuito de reacondicionamiento físico a cargo del preparador físico Santiago Molinari.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia