Carlos Ramadán, defensor de Juventud Antoniana, confesó que no es un "amistoso más" el partido de mañana frente a Central Norte, en el que estará en juego la Copa Amistad en el estadio Padre Martearena. "Lo estuvimos pensando con todos los integrantes del plantel y se torna muy importante para nosotros. Los tomamos como lo toman los hinchas y por eso vamos a salir a ganar", agregó el marcador central del equipo que conduce J. J. López.
Para Ramadán, nacido en Salta, será la primera vez que enfrente a Central vistiendo los colores del santo. "Hablamos también de lo que significa jugar un clásico y lo que está viviendo la gente por lo que pasó en el último partido que jugaron ambos rivales y lo que pasó hace dos años. Es algo especial y la idea es conseguir el triunfo para darle una alegría a al hincha que, seguramente, como lo hace siempre nos acompañará en buen número", enfatizó.
Y no se olvidó de dejar un mensaje de tranquilidad para ambas hinchadas. "El fútbol es un juego y hay que tomarlo como tal. Más allá de la pasión, la gente debe ir a vivir una fiesta en la cancha. Es necesario que las familias vuelvan a la cancha sin temor a que pase algo, a formar parte de un espectáculo que es tan lindo", expresó Ramadán.
En referencia al trabajo que viene realizando el grupo y que apunta al inicio del Federal A, consideró: "La pretemporada que se cumplió en Córdoba fue muy buena, a tal punto que no hubo casi lesionados. Quedamos muy contentos por el trabajo que hizo el cuerpo técnico. Ahora solo nos queda jugar los amistosos para llegar de la mejor forma al primer partido frente a Gimnasia y Tiro".
La titularidad es otro tema que a Ramadán le compete en demasía. "Llegaron refuerzos con experiencia en mi posición y no queda otra que pelearla por la oportunidad que me dio el profe", expresó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia