"Se hizo esperar la alegría de ganar un clásico. Y demostrar para qué está Juventud en el torneo.
Sí, tardó en llegar. Ahora esperamos que sea el comienzo de algo importante. Esto no tiene que ser el techo ni mucho menos. Hay que seguir en levantada. Tenemos que seguir mejorando. Hay errores por corregir, porque no todo fue perfecto más allá del resultado. Hay que seguir explotando las virtudes, fortalecernos más aún si realmente queremos ascender", dijo el defensor en su visita a la redacción de El Tribuno.

¿Por qué ganó Juventud?
Creo que fuimos efectivos más que nada. Desplegamos un buen juego. Sabíamos a qué jugábamos. Desde el primer minuto salimos a apretar al rival. El primer error que tuvieron ellos lo supimos aprovechar porque convertimos rápido. Los tres goles en el primer tiempo los mató anímicamente. Tenemos entendido que cuando un equipo recibe un gol en un lapso de cinco minutos le cuesta recomponerse. Y ahí es donde hay que seguir aprovechando. No equivocarse. Es la idea que nos trasmitió el técnico y que tratamos de ejecutar.

¿Cómo se hizo para mantener la diferencia?
Por ahí hay que tratar de ser inteligentes. Uno piensa que el equipo que hace gol se mete atrás. Y creo que no, porque el técnico nos pidió y esto lo hablamos antes de que comience el partido, que si nos tocaba hacer un gol, teníamos que seguir atacando porque en ese lapso del partido para el equipo rival es fatal. Entonces, hay que tratar de liquidarlo lo más rápido posible.

¿Se viene ahora Aconquija?
El próximo objetivo es complicado, en una cancha dificilísima, pero esto no quita de que vayamos a buscar la victoria. Y si sumamos los tres puntos vamos a quedar primeros.

¿Cómo fueron tus inicios?
Empecé a los 5 años en Juventud. Luego me fui a las inferiores de Gimnasia y Tiro, hasta que me convocaron para la Selección argentina, cuando me vio Miguel Angel Tojo y me convocó con Pancho Ferraro. Luego me fui a jugar a Buenos Aires. Anduve por Bélgica, por una cuestión comunitaria no pude quedarme. Me hablaron de Gimnasia y Tiro, ascendimos con Ragussa, estuve en Talleres de Perico y Germinal Rawson.

¿Tu puesto fue siempre marcador central?
No. Toda mi vida jugué de cinco. Siempre en esa posición, y en un momento Salvador Ragussa me puso de marcador central y no me disgustaba. Me sentía cómodo. Así en la última temporada en el sur del país jugué todo el torneo de marcador central y me sentí muy bien.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia