Daniel Ramasco, uno de los contados referentes que tiene el actual plantel de Gimnasia y Tiro, pedía pista para regresar en el clásico trascendental del domingo con Juventud Antoniana y no quería perdérselo por nada.
El albo se jugará entero por la clasificación al tetradecagonal final por el ascenso (de ganarle al santo, se adjudicará inmediatamente el derecho a disputar el reducido). Y para este encuentro, el cuerpo médico sometió al Gato a un nuevo estudio en su pantorrilla derecha luego de que el primero arrojara una simple contractura. Se confirmó tras la segunda opinión que el mediocampista salteño presenta una rotura fibrilar leve en su gemelo, afección que le demandará al menos diez días de recuperación, por lo cual, no solo se perderá el clásico del domingo -a las 16- en el Martearena, sino que llegaría diezmado también para el encuentro final de la primera fase, con San Lorenzo de Alem en el Gigante del Norte.
En cuanto al once titular que recibirá al mejor equipo del campeonato, tras el entrenamiento vespertino del jueves por la tarde, en el que se llevará a cabo la práctica formal de fútbol, el DT José María Bianco comenzará a clarificar las dudas, aunque es casi una certeza que Leandro Navarro relevaría al malogrado Ramasco.
Por su parte, habrá que ver si el Chaucha decide conservar o no el tridente de ataque que plasmó ante el expreso en cancha; de lo contrario, Diego Bielkiewicz, de óptima labor en el último pleito, es quien le saca una pequeña ventaja a Hugo Prieto para acompañar en el ataque a Leandro Zárate.
Además, dada la baja por segundo partido de Franco Flores, Bianco ve con buenos ojos la posible inclusión de Fausto Apaza en el carril derecho de la zona de volantes, en el caso de incluir dos delanteros de arranque.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia