Raúl Gámez, presidente de Vélez Sarsfield, aseguró hoy que "no" tiene miedo por la posible desafiliación de la AFA en caso de desaprobar la reforma del Estatuto promovida por el Comité Normalizador que encabeza Armando Pérez.
"No tengo miedo por la desafiliación porque somos un país importante para la FIFA. Además, la Conmebol no es un ejemplo de transparencia y conducción como para tomar una decisión", afirmó Gámez en diálogo con Télam.
"Reitero que no estoy de acuerdo con Armando Pérez, ya que tengo diferencias con él y con quienes conducen la AFA porque no nos representan. De hecho compró una convocatoria de acreedores en Belgrano de Córdoba para asumir, Fernando Marín (encargado del Fútbol Para Todos) gerenció a un club y Javier Medín (integrante de la CN) es gente de Macri y del actual gobierno", criticó.
De cara al futuro pidió "terminar" con todas las trampas y los contratos que firmó la AFA bajo la presidencia de Julio Humberto Grondona y que "perjudicaron durante tanto tiempo a los clubes".
Por ende, recomendó ir al paro "solamente" si es manifestándose contra la actual conducción y pidió "acompañamiento" del Ascenso.
"Entiendo que las reuniones del Ascenso y de los clubes de Primera sean por separado, ya que es para tratar el formato de torneo que se viene. En lo personal, ni me gusta el nombre de Superliga", evaluó.
"El sistema de competencia es interesante para salir del actual y el Ascenso tiene que acompañarnos. Igual hay que prestarles atención a quiénes serán los encargados de llevarla adelante", analizó.
Y en torno a la finalización del programa de televisión Fútbol Para Todos, que tiene fecha de vencimiento el próximo 31 de diciembre, comentó: "Mi idea es negociar con la televisión por cable y con dos dólares por persona tendríamos un contrato más sustancioso que el actual".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia