El director técnico de Argentinos Juniors, Raúl Sanzotti, se mostró abatido por el descenso de su equipo a la Primera B Nacional, que definió como algo "muy duro" después de estar a minutos de forzar un desempate, finalmente trunco por la victoria agónica de Sarmiento de Junín ante Olimpo en Bahía Blanca.
"Pensábamos que podíamos llegar a tener una final. Esto es muy duro", declaró un lacónico entrenador, apenas terminado el encuentro en el estadio Nuevo Monumental, donde su equipo se impuso 2-0 sobre el local Atlético de Rafaela.
Argentinos ganó con goles de Damián Batallini y Juan Manuel Cobo, al inicio de cada tiempo, y forzaba un desempate con Sarmiento pero el tanto de Renzo Spinaci cuando se jugaba tiempo de descuento en el estadio Roberto Carminatti lo sumergió una vez más y definitivamente en el último puesto de la tabla de promedios.
En consecuencia, el club de La Paternal soportó el quinto descenso de su historia a la segunda categoría, tras los sufridos en 1939, 1995/96, 2001/02 y 2013/14.
De la mano de Juan Román Riquelme, Argentinos había retornado a Primera División a fines de 2014 para la disputa del torneo de los 30 equipos, el año pasado. En esa competencia, dirigida íntegramente por Néstor Gorosito, terminó vigésimo con 33 puntos, producto de ocho victorias, nueve empates y trece derrotas.
En la actual temporada de transición, de apenas un semestre, el equipo cerró su participación en el penúltimo lugar de la Zona 2 con 12 unidades, sólo por encima de Rafaela (9). Dos triunfos, tres igualdades y once
derrotas en 16 fechas cosechó al mando de Carlos Mayor (hasta la jornada 6) y Sanzotti (desde la séptima), cuyo ciclo incluyó los únicos éxitos (1-0 ante Boca y 2-0 hoy).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia