El Real Madrid, que ya estaba clasificado para los octavos de final como primero del Grupo A, cerró ayer su participación en la primera fase con una goleada ante el Malmo sueco con tres tantos del delantero francés Karim Benzema, y cuatro de Cristiano Ronaldo.
El portugués superó su propio récord de goles anotados en una misma fase de grupos de la Liga de Campeones, con 11 en seis partidos, por los 9 que anotó en la 2013-2014, mismo número de goles que marcó el brasileño Luiz Adriano en 2009 con el Shakhtar Donetsk.
El portugués, autor de un repóker de goles contra el Espanyol de Barcelona en septiembre en la liga (6-0), firmó por primera vez cuatro goles en un partido de Champions.
“A nivel personal estoy contento con otro récord”, explicó. “Hemos sido criticados, pero estamos mejorando poco a poco, el equipo está mejor y más confiado”, prosiguió.
En un partido muy cómodo para el Real Madrid, el delantero internacional francés Benzema abrió el marcador al aprovechar un rechazo en el área tras un remate de Isco (12).
El propio Benzema, situado en el ojo del huracán las últimas semanas por su presunta vinculación con el chantaje de la sex-tape sobre su compañero en los Blues Mathieu Valbuena, anotó el segundo con un cabezazo inapelable a la escuadra a centro de Cristiano Ronaldo (24).
El tercer gol fue obra del candidato a Balón de Oro y máximo goleador histórico de la competición, Cristiano Ronaldo, quien envió al fondo de la red una falta que rebotó antes en el arquero sueco (39).
El siguiente llegó con un remate en el interior del área (47), y el tercero mediante un disparo cruzado (50). El cuarto de su cuenta particular, y sexto del Madrid, llegó con otro disparo dentro del área a pase de taquito de Benzema. El croata Matteo Kovacic (70) y de nuevo Benzema (74) cerraron el abultado resultado frente a un rival sin resistencia.

El Atlético de Madrid ya está en octavos

El Atlético de Madrid selló su clasificación como líder del Grupo C merced a su victoria en Lisboa ante el Benfica (2-1), al que sobrepasó en la tabla, pero que también estará presente en los octavos de final como segundo de la llave.
El centrocampista canterano Saúl Ñíguez (33) abrió el marcador al ajustar al palo desde dentro del área con un toque raso un pase atrás del argentino Luciano Vietto.
El joven y menudo delantero argentino estableció el segundo al adelantarse a su marcador para alcanzar un balón puesto desde la izquierda por el belga Yannick Ferreira-Carrasco (55).
“Vietto tiene gol y más cosas. Va creciendo poco a poco. Le insistimos en que fuera al primer palo y hoy se encontró con Carrasco”, explicó el Cholo Simeone. En la segunda mitad el técnico argentino Diego Simeone retiró a sus tres jugadores de arriba, Griezmann, Vietto y Carrasco, lo que dio alas al conjunto luso, que logró acercarse en el marcador a falta de 15 minutos para el final.
Así, a los 75, Mitroglou rompió la imbatibilidad de Oblak, para el 2-1 final.

El City remontó y terminó primero

El Manchester City derrotó al Borussia Mönchengladbach por 4-2, ayer en la 6ª jornada del Grupo D de la Liga de Campeones, un triunfo que le permite clasificarse para octavos de la competición como primero del grupo D.
El City abrió el marcador por medio del español David Silva (16), pero los alemanes dieron la vuelta en el primer período con tantos de Julian Korb (19( y del brasileño Raffael (42).
La segunda parte fue claramente inglesa, con muchas ocasiones de gol para el City, aunque los locales tuvieron que esperar al tramo final para remontar con dos goles del Rasheed Sterling (80 y 81) y uno del marfileño Wilfred Bony (85).
En el otro partido del grupo D, el Sevilla se impuso a la Juventus por 1-0, lo que permite el equipo entrenado por el chileno Manuel Pellegrini acabar como primero de la llave.
Durante el partido, el argentino Paulo Dybala le dejó una pelota servida para que Álvaro Morata, solo, la empujara, pero el ex Real Madrid la terminó tirando afuera.

El Barsa visita hoy al Leverkusen

El FC Barcelona visita al Bayer Leverkusen el miércoles (19h45 GMT) con el principal reto de finalizar el Grupo H sin conocer la derrota, ante un equipo alemán que se juega su clasificación para octavos de final. Líder destacado con 13 puntos, con 4 victorias y un empate, para el conjunto culé, clasificado por duodécima vez para los octavos de final, el partido en Alemania es un mero trámite que debe afrontar antes de viajar a Japón para disputar el Mundial de Clubes.
Por su parte, el Valencia recibe hoy al Olympique de Lyon en Mestalla en el sexto y último partido del Grupo H de la Liga de Campeones, con el único objetivo de sumar los tres puntos si quiere mantener sus opciones de clasificarse para octavos de final.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia