Carlos Ahumada, hasta hoy presidente del club Sportivo Estudiantes de San Luis que juega en la B Nacional, renunció a su cargo y culpó de su dimisión al gobernador de la provincia, Alberto Rodríguez Saá, acusándolo de realizar una campaña de hostigamiento sistemática en su contra y de la institución.
Ahumada sostuvo que el gobernador utilizó "medios de comunicación estatales" y otros que son propiedad del mandatario provincial para llevar adelante la presunta campaña.
En conferencia de prensa, y en una nota entregada a los periodistas, el empresario argentino-mexicano afirmó que Alberto Rodríguez Saá envió a una persona pidiéndole a él y a los integrantes de la Comisión Directiva que se alejaran del club, y que "el gobierno de la provincia había contratado barras bravas para conspirar contra los dirigentes".
En este punto, Ahumada aclaró que se reservaba la identidad de las personas, pero que tiene "pruebas contundentes" que obran en su poder, y que si es necesario, "serán presentadas ante la Justicia".
Añadió que el gobierno designó a un delegado normalizador de la institución, el funcionario Alberto Asencio Díaz, para confeccionar un padrón de socios y llamar a elecciones a partir del próximo mes, "pero jamás se dio participación a las autoridades que estábamos en el club".
Un importante dirigente de la Primera B Nacional dijo que "es incierta" la continuidad del equipo en el torneo, que este fin de semana debería visitar a San Martín de Tucumán. En caso de no poder jugar en lo que resta del certamen, el plantel quedará seriamente afectado por no poder desarrollar su trabajo y también porque tendrá complicaciones para cobrar los sueldos. A los futbolistas ya se les adeudan cuatro meses de sueldo.
Ahumada criticó al delegado normalizador por declaraciones que había efectuado públicamente, donde señalaba que no se permitirán socios que no sean de San Luis en el club Estudiantes, a las que calificó como "actitudes xenófobas y discriminatorias que no se pueden entender ni aceptar".
"Le entregaron el club a Alberto Rodríguez Saá como él quería y espero que pueda llevarlo a la primera división y hacerlo participar de la Copa Libertadores como eran nuestros objetivos", añadió.
"Rodríguez Saá tiene una lista larga de humillaciones a instituciones y a gente de San Luis, como así también numerosos fracasos en sus emprendimientos oficiales y personales", afirmó Ahumada.
"Estoy cansado de haber aguantado tantas presiones durante muchos años, por eso dejo el camino liberado", expresó Ahumada, quien aclaró que toda la documentación contable del club fue depositada en un estudio contable de la ciudad de San Luis.
La renuncia del dirigente y la totalidad de la comisión directiva fue presentada hoy en la Dirección de Personas Jurídicas de la Provincia de San Luis, con copia al actual delegado normalizador.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia