Carlos Bilardo, Oscar Ruggeri, Sergio Batista, Claudio Borghi y Oscar Dertycia, entre otros, fueron los representantes de la Albiceleste que visitaron Tilcara un par de meses antes del Mundial de México 1986.
En aquel momento, Bilardo llevó a sus jugadores hasta Jujuy para que sintieran los efectos de la altura (2.465 metros sobre el nivel del mar), ya que luego jugarían partidos en el Distrito Federal.
Antes de partir a casa, la delegación del seleccionado nacional le pidió ayuda a la Virgen de Copacabana del Abra de Punta Corral para salir campeones del mundo. A cambio de ello, prometieron volver a darle las gracias a la Virgen de Tilcara, pero eso nunca pasó.
Un equipo de El Tribuno recobró esta historia con los protagonistas en Tilcara, durante el Mundial de Brasil el año pasado.
Desde aquel momento, los habitantes de Tilcara aseguran que hasta que los jugadores no vayan a Tilcara, pesará sobre nuestra selección la maldición que le impide a Argentina ser, otra vez, campeona del mundo.
Después llegó Italia 90, Estados Unidos 94, Francia 98, Corea 02, Alemania 06, Sudáfrica 10, Brasil 14, y ahora la Copa América de 2015. No se consiguió nada.
¿La Virgen tomó revancha, entonces? No se sabe, pero la realidad condice con los pronósticos de los tilcareños. Sí es así, la "maldición" persistirá hasta que no cumpla la promesa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia