La dirigencia de Mitre ya tenía tomada la medida de jugar sin público de Mitre porque: el costo del operativo de seguridad se incrementaba considerablemente, porque el cuervo quiere ocupar las dos cabeceras del Martearena y porque en el penúltimo encuentro que disputaron se registraron incidentes en la preferencial, lugar donde estaban ubicados hinchas de Mitre y de Central Norte.
Ahora bien, la Policía se comunicó anoche a última hora con Héctor De Francesco y le solicitó una reunión para rever la medida.
La intención de la fuerza de seguridad es intermediar y brindar garantías para que el partido se juegue con ambas parcialidades. Se definirá antes del mediodía.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia