Con una catarata de críticas y voces en contra en su haber, la modificación de los torneos para este semestre tuvo también su parte positiva. Grandes partidos, equipos audaces sin temor a posibles descensos y, sobre todo, la posibilidad de ver a partir de 2015 a una gran cantidad de equipos del Interior en la máxima categoría del fútbol argentino aunque a muchos no les guste.
Sin ir más lejos, basta con ver las tablas de las dos zonas de la Primera B Nacional para tomar dimensión de lo que se viene en el corto plazo: hoy en día, 7 de los 10 ascensos a la máxima categoría están en manos de equipos del Interior.
En la zona A, Gimnasia de Jujuy lidera con 27 puntos, seguido por San Martín de San Juan, con 26, Colón y Boca Unidos, en el 4º y 5º puesto, completan el póker de equipos que estarían ascendiendo.
En la B, en tanto, el puntero es Unión de Santa Fe, quien también sacaría boleto a Primera junto a Crucero del Norte y a Atlético Tucumán. De todos éstos, además, los correntinos de Boca Unidos y los misioneros de Crucero del Norte tendrían su primera experiencia en el fútbol grande, algo inusual e histórico para dos provincias no acostumbradas a la Primera División.
Hoy por hoy, los otros tres equipos que subirían son: un viejo conocido como Nueva Chicago, del barrio porteño de Mataderos, uno de la provincia de Buenos Aires que sólo tuvo dos temporadas en Primera como Sarmiento de Junín y otro recientemente ascendido de la Primera B Metropolitana: Temperley, una de las grandes revelaciones del certamen de la mano de Ricardo Rezza, el rey de los ascensos.
Sin dudas, lo más llamativo es la ausencia de pesos pesados del fútbol grande como Argentinos Juniors, Huracán y Ferro, que hoy en día se encuentran fuera de zona de ascenso y bastante complicados en su afán de recuperar su lugar.
De esta forma, y con el apasionante certamen de la Primera B Nacional entrando en su recta final, todo parece indicar que se viene un 2015 a puro viaje para los equipos de Primera División, en lo que promete ser un campeonato inédito desde todo punto de vista.
A esto también hay que agregarle que el próximo torneo de la B Nacional también estará copado por el fútbol chacarero, teniendo en cuenta que actualmente están en juego 10 ascensos, mientras que sólo 3 para los equipos directamente afiliados a la AFA de la zona Metropolitana. Otro derecho adquirido bien ganado por el interior del país, que siempre se vio postergado por las decisiones de un fútbol que había dejado de ser federal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia